Relaciones afectivas durante el confinamiento

Relaciones afectivas durante el confinamiento

El pasado 21 de abril de 2020, tuve el placer de entrar en directo en el programa de radio de Onda Madrid, Buenos Días Madrid, dirigido por Ely del Valle. El tema era las relaciones afectivas durante el confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus. Hablamos de muchas cuestiones y diferentes situaciones que se están dando: terapia de pareja online, primeros amores que se han quedado cada uno en su casa, relaciones largas que no estaban acostumbradas a estar en un espacio y tiempo las 24 horas del día, relaciones en crisis y confinadas…

¿Qué hacer?

Pues bien, para mí es clave, ahora y fuera de este estado tan excepcional: la adecuada gestión del tiempo. Siempre nos quejamos que “no tenemos tiempo para…” y sobretodo, cuando la relación es más estable, suele pasar que dejamos relegada la pareja, su cuidado, su espacio y dedicación, por cuestiones que valoramos más importantes (o no).

Hay que diferenciar entre lo importante y lo urgente y dentro de estas dos, lo que es impepinable que haga ya y lo haga yo o lo que puede esperar o ser delegado para que otro/a lo haga. Esto es fundamental en nuestro día a día, tengamos pareja o no.

También párate a pensar un segundo: ¿Cuánto tiempo pasas mirando las redes sociales, viendo la tele sin ton ni son?
Respira y valora: ¿Podías haber dedicado parte de ese tiempo a estar contigo misma/o o con el otro/a?

Reconozco que no es tarea fácil. Desde aquí toda mi admiración a las personas que saben gestionar adecuadamente su tiempo. Quiero dejar claro que no es una cuestión de hacer muchas cosas, sino que lo que haga sea consciente e incluso, si se puede, lo disfrutes.

Ser flexibles con nosotras/os, permitirnos negociar con el/la que tenemos al lado, con nosotros/as mismos/as. Discutir no es insano, siempre que sea para una cuestión constructiva y no nos perdamos el respeto. Aprender a escuchar y valorar otros puntos de vista, nos ayuda a crecer. Parar, reflexionar, ponernos en el lugar del otro y valorar un posible cambio, para nuestro beneficio.

Es importante escuchar y aceptar nuestros sentimientos, pero también ser responsables con lo que hacemos con ellos. Mostrar lo que pensamos o sentimos, no es malo. La cuestión es cómo lo hacemos. ¿Atacamos? ¿Criticamos? ¿Nos quejamos? ¿Imponemos?

Creo que es una buena oportunidad para aprender a comunicarnos desde un lenguaje más asertivo: expreso cómo me siento, el hecho o la acción que me lo ha producido y propongo un cambio. Sin entrar en ataques, sin entrar en el .

Cuidar lo que hemos elegido, en este caso: nuestra pareja.

Esto es clave en estos momentos y siempre. Porque para eso la has elegido: para caminar a tu lado. Y ya que el camino es el que es, con su altos y sus bajos, sus lagos y rápidos… por qué no hacer que el otro/a esté lo mejor posible. Si mi compañero/a está bien, de manera inmediata, nos repercutirá en nuestro bienestar.

Por eso, aprovecha el momento que estamos viviendo. Da importancia, lugar y calidad, al tiempo que dedicamos a la persona elegida. Juega, sorprende, alimenta y cuida esa relación que de manera libre has elegido. Si no puedes, no pasa nada, todo está bien. Respetar cómo estamos y nos sentimos es una manera más de cuidarnos y cuidar al otro/a.

En la entrevista propongo cosas, pequeños guiños, que te permitirán volver a alimentar tu relación: Ponte guapo/a para una cena especial, sorprende con un masaje, una tableta de chocolate, una buena copa de vino y su peli/ serie favorita. Prepara un desayuno… echaros un baile. En definitiva, estar junto con y para el otro/a.

Porque la sexualidad no es sólo coito. Es todo aquello que nos produce placer y si le añadimos unas gotitas de erótica, pues mejor ;).

Aprovecha este tiempo para conocernos (si la relación termina de empezar) para reforzar vínculos, re-descubrirnos (esta situación es nueva para todos/as), volver a jugar y sorprender.

Y ¿Qué pasa con los que no tenéis pareja? Pues lo mismo: sorpréndete, date gustos… Redescubre tu cuerpo: baila, acarícialo o cuídalo. Escúchate, cómo estás, qué necesitas. La primera relación que debemos de cuidar todos/as es con nosotros/as mismos/as.

Aquí os dejo el enlace de la entrevista. Comienza sobre el minuto 00:42:30. Donde podéis completar tips e información.

Para cualquier duda, ya sabes, en estos tiempos atiendo de manera online, no dudes en contactar conmingo aquí.

¡Todo es empezar, ahora puede ser un gran momento!

Puedes seguirme también en Facebook y/o Instagram.

No Comments

Post A Comment