Satisfyer succionador del clítoris

Satisfyer sola o en pareja: Todo lo que necesitas saber del succionador del clítoris

Mucho se habla del succionador del clítoris o también conocido por una de las marcas que lo ha puesto de moda: EL SATISFYER. Hoy os dejo el enlace del artículo “Consejos para un uso saludable del succionador de clítoris en pareja”, en el que he colaborado junto con otros profesionales de la Sexología.

En él podéis aclarar dudas y sacar partido de las mil y una opciones que nos da la juguetería erótica y los beneficios de jugar y fomentar nuestro placer: compartido o no. Gracias a este juguete, no sólo cada vez se habla más claramente de la masturbación femenina, sino que por suerte, cada vez es más habitual que las mujeres la practiquen.

Satisfyer succionador del clítoris

Foto de Daria Shevtsova

Aún así, creo que aún sigue siendo necesaria la educación sexual igualitaria e inclusiva, para saber cómo descubrirnos y que no sea ni un tabú, ni algo negativo en las mujeres; sino una práctica tan natural y sana como lo es para los hombres.

Poco a poco está dejando de ser un tema del que nos cohibimos hablar, pero aún nos queda un largo camino. Productos como el succionador de clítoris o en su momento el libro “50 sombras de Grey” han hecho posible, que la masturbación, el sexo y la sexualidad de las mujeres comience a estar en boca de muchas mesas familiares y/o de amigos/as.

Aprovecho este artículo en mi blog, para poder extenderme más sobre la masturbación femenina y cómo nos beneficia: a las mujeres en particular y a las parejas en general. Espero, con él, poder dar respuesta a alguna de las preguntas que muchas de vosotros y vosotras me hacéis.

¿Qué diferencias existen entre los hombres y las mujeres a la hora de masturbarse?

La diferencia que puede haber, es que a nosotras nunca nos han explicado cómo masturbarnos, e incluso, se nos ha vendido que hacerlo no era ni bueno, ni decente. Sin embargo ellos sí que han sido enseñados e incluso incentivados a ello. Han podido hablar libremente de su masturbación, de las técnicas, la frecuencia… e incluso alardear.

NOSOTRAS NO. Y de lo que no se habla, ni se visualiza (e incluso se castiga),  no se puede conocer, ni experimentar y ni ampliar. Por otro lado, todo lo que se ha creado para excitarnos sexualmente, tiene siempre una visión muy basada en el hombre y para el placer del hombre. Para mi personalmente, creo que las mujeres tenemos un mundo maravilloso por delante dispuesto a ser explorado.

Hay tantos tipos de masturbaciones como mujeres, con sus momentos y necesidades. Pero ahora, que se habla más de ello, que la juguetería erótica se está centrando en nuestro placer, que empieza a realizarse otro tipo de porno… tanto mujeres como hombres podemos descubrir un mundo que va más allá de lo genital y esta lleno de auténtico placer para nosotros/as mismos/as.

¿Qué tipo de masturbación es la más habitual entre las mujeres?

Cada mujer es única, por lo tanto su tipo de masturbación también. Y el momento en el que se encuentre la mujer, hará que tenga una manera u otra de masturbarse: más rápida, más lenta, con sus manos, con juguetería, frotándose, con ropa, sin ella, erotizando el resto del cuerpo y excitándolo, estimulando las zonas erógenas o simplemente centrándose más en los genitales…

¿Qué tipo de estimulación produce más placer normalmente en la mujer?

Depende de cada mujer. Hay mujeres que no les gusta una estimulación directa en el clítoris, otras que sí, otras que además de la estimulación en el glande del clítoris, les gusta acompañarlo con la estimulación del punto g, con la práctica de la penetración, estimulación anal o cualquier otra estimulación del cuerpo o sus zonas erógenas.

 Eso sí, en lo que todas coincidimos, es que nuestro clítoris es un órgano cuya única función es el placer y para ello tiene a su disposición más de 8000 terminaciones nerviosas.

Eso, en lo que se refiere a una estimulación en los genitales… porque no debemos olvidar, que el placer, no sólo está en ellos, sino en todo nuestro cuerpo, incluido el cerebro…hay conversaciones o besos que pueden llevarte a un estado de placer muy alto y satisfactorio ;).

Lo que sí es, que cuantas más maneras de masturbarnos descubramos, más riqueza tendrá nuestra vida sexual individual y compartida; y más formas de llegar al placer y al auto-placer tendremos.

¿Qué es el succionador de clítoris y cómo funciona? ¿En qué se diferencia del estimulador de clítoris?

Satisfyer succionador del clítoris

Bastidor creado por Maite Ortega.

Es un juguete erótico que lleva en el mercado mucho más tiempo de lo que creemos. Tiene la capacidad de estimular el glande femenino (o lo que es lo mismo: la parte visible del clítoris) o el también conocido: botón del placer o punta del iceberg, sin llegar a tocarlo directamente.

Su forma se adapta perfectamente alrededor del clítoris y lo estimula de varias maneras, según el tipo y marca de succionador: a través de pulsaciones (que dan la sensación de succión), y/o de diferentes tipos de ondas de vibración (sónicas, expansivas…) y como hemos dicho: sin llegar a tocar el clítoris directamente, sólo lo bordea. Esto hace que el glande del clítoris, y el resto de las partes de éste, se estimulen de una manera diferente, llegando a producir mucho placer.

Cada succionador tiene unos niveles que varían en la intensidad y ritmo, con el fin de que cada mujer elija el nivel que mejor le viene en ese momento: según gusto, necesidades y deseos. El estimulador no provoca esa sensación de succión, que se da, gracias al cabezal que tienen los succionadores y que hace que se bordee al glande del clítoris. Los estimuladores, por lo tanto tocan al glande del clítoris de manera directa, produciendo otras sensaciones, igual de placenteras pero diferentes.

¿Está contraindicado en algún tipo de mujer?

 Como os comento en el artículo, personalmente: no lo recomendaría si tienes mucha hipersensibilidad en el glande del clítoris porque entonces más que placentero, sería molesto. Y recuerda: ninguna práctica sexual nos debe de provocar dolor o molestia sin nosotras quererlo.

¿Qué ocurre si sobreestimulamos la zona?

Lo que puede ocurrir es que una sobreestimulación nos genere una hipersensibilización del glande del clítoris, lo que haga que cualquier tipo de estimulación sobre éste nos resulte molesta y desagradable.

No debemos tener dolor ni malestar ante ninguna práctica sexual.

Es importante no habituarnos a un mismo tipo de estimulación y más si es con juguetería erótica. En la variedad está la clave. Cuantas más maneras experimentemos a la hora de estimularnos, como hemos dicho antes, más amplitud de auto conocimiento sobre nuestro cuerpo y nuestro mapa erótico tendremos y por lo tanto nuestra vida sexual será más rica y satisfactoria.

Como digo en el artículo, acostumbrarnos a lo “fácil”, e incluso a vibraciones y pulsiones que de manera natural no se darían, hacen que nuestro cerebro se acostumbre a ese tipo de estimulación y le cueste entonces, llegar a la excitación y el placer con otras técnicas. Por eso, insisto, en la importancia de variar.

¿Cómo integramos con nuestra pareja este juguete sexual?

 El succionador es un juguete más: No sustituye a una persona. Es un juguete y cómo tal, puede mejorar

Satisfyer succionador del clítoris

Foto de cottonbro

nuestros encuentros sexuales con otros, pero no sustituye al calor corporal, el olor, las caricias, los gemidos y las palabras subidas de tono al oído, las risas, la complicidad…

 Se puede jugar con él si eres pareja heterosexual o no, de muchas maneras: combinando la penetración (pene o dildo) con el succionador (100% recomendable en posiciones donde la mujer pueda acceder a su clítoris, como por ejemplo la postura llamada comúnmente “el perrito”).

Dejando que nos masturbe él o ella, jugando con las velocidades e intensidades. Usando el succionador en una intensidad más bajita mientras nuestra pareja nos realiza un cunnilingus… Es sólo cuestión de variedad, gusto e imaginación.

¿Te animas?

 

Si necesitas asesoramiento sexual o de pareja, ahora también online, no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí.

Puedes seguirme también en Facebook y/o Instagram.

No Comments

Post A Comment