Claves para disfrutar de la sexualidad en la Edad Madura

En una sociedad en que cada vez tenemos más esperanza de vida y con una mayor calidad de ésta:

¿Qué ocurre con la sexualidad en la edad madura?

Muchas veces pensamos que la sexualidad es cosa de jóvenes, que ya, a cierta edad, no estamos para esas cosas. Que no lo necesitamos, o simplemente nos decimos: que es ley de vida.

A hombres y mujeres nos han enseñado desde pequeños que el sexo es sólo coito y  genitales y claro:

  • ¿Qué pasa cuando nuestro cuerpo cambia con la edad?
  • ¿Cuándo comenzamos con la menopausia?
  • ¿O cuándo nuestras erecciones no son como las de antes?
  • ¿Dónde está nuestro deseo cuándo llevamos años de relación?
  • Y si decidimos comenzar una nueva relación… ¿Cómo volvemos a retomar nuestra intimidad?

Muchas veces, tomamos la opción de encerrar nuestro deseo, nuestra sexualidad y el placer en el cajón del olvido, pero se nos olvida lo más importante:

sexualidad en la edad madura

Somos seres sexuales desde que nacemos hasta que morimos.

 Claro, sencillo y cristalino. Si esto es así:

¿Qué ocurre con nuestra sexualidad en la edad madura? ¿Por qué decidimos desterrarla?

La clave está en el modelo de educación sexual que hemos recibido. Un modelo capitalista que nos ha dicho que las mujeres tenemos placer sólo si el hombre es “bueno en la cama”. Recordemos la cita de Gregorio Marañón: “No hoy mujer frígida sino hombre inexperto”, y esta gran eminencia se quedó tan a gusto poniendo una losa en la espalda de todos los hombres heterosexuales del planeta tierra.

Si Gregorio Marañón tuviera razón, te pregunto:

 

  • Entonces, ¿nuestra sexualidad como mujer sólo depende de él y sus genitales?
  • ¿Qué pasa con aquellas relaciones en las que no hay un pene por medio? ¿No tienen sexualidad?
  • ¿Qué ocurre entonces si por algún tratamiento (como el oncológico) o por algún tipo de enfermedad, accidente, o sencillamente por la edad, los genitales de él no responden igual que antes? ¿Abandonamos esa parte tan importante de nuestra vida?

 

VEAMOS ALGUNAS CLAVES PARA DISFRUTAR DE NUESTRA SEXUALIDAD EN LA EDAD MADURA:

  • La sexualidad y el placer es RESPONSABILIDAD DE CADA PERSONA.

Debemos de apostar por un modelo sexual democrático, donde yo sea la persona que mejor me conozca y sepa: cómo, dónde y cuándo obtener placer; para luego, si quiero: ponerlo en común, compartir y crecer con la otra persona.

¿Qué tal reservar un rato para tener una cita con uno/a mismo/a? 

 

  • La sexualidad NO ES SÓLO COITO Y GENITALES.

  Es todo aquello que nos de placer con unas gotitas de erótica. Por eso, nuestro cerebro es la clave principal para tener una buena vida sexual. Es importante DESCUBRIR NUESTRO MAPA ERÓTICO y saber cuáles son nuestras zonas erógenas: cómo estimularlas, cuándo, con qué…

¿Qué tal si jugamos al “Espejo de los amantes”: imitando los movimientos, las caricias y su recorrido que nuestra pareja hace en nuestro cuerpo?

¿Y si no tengo pareja? ¡Qué más da! Ponte música, velas, crea un ambiente íntimo y descubre tu maravilloso cuerpo con caricias, plumas, geles de frío y calor. Aprieta, pellizca, hazte cosquillas…

DESCUBRÉTE Y JUEGA CON LA MEJOR COMPAÑÍA, QUE POR SI NO LO SABES: ERES TÚ. 

  • CONOCER NUESTRO CUERPO O REDESCUBRIRLO y saber qué le está pasando en el momento actual.

Con la menopausia, una de las cosas que nos puede ocurrir es que la lubricación vaginal disminuya, por lo que podemos tener molestias a la hora de determinadas prácticas sexuales. Hidratar dicha zona y lubricarla, es la clave para seguir con nuestro placer sin ningún tipo de molestias.

En el mercado actual, hay mil tipos de lubricantes que a demás de olores y sabores muy agradables, nos permiten también disfrutar de otras sensaciones como frío o calor, que nos puede llevar a descubrir nuevas y placenteras experiencias de manera individual o en compañía.

¿Qué os parece entrar en una de estas nuevas tiendas eróticas?

En la farmacia tenemos también a nuestra disposición  productos ideales tanto para hidratar nuestra zona íntima como para descubrir los diferentes lubricantes y animarnos a jugar.

  • PENSAR EN SEXO, parece simple, pero es clave.

 El deseo sexual no nos cae del cielo, por eso, si queremos aumentar o recuperar nuestro deseo, tendremos que apostar por ello y comenzar a ponernos las gafas de la Clave erótica y erotizar nuestros sentidos.

Nuestro deseo sexual es como el deporte. Retomar o ponernos por primera vez a hacer deporte, nos cuesta.

Puede que al principio, nos dé pereza, o tardemos en salir de casa porque necesitamos esto o lo otro…pero una vez que nos ponemos a ello, poco a poco, hacemos de esta actividad un hábito. Donde nuestro cuerpo y sobretodo, nuestro cerebro, cada vez tiene más ganas de seguir teniendo experiencias agradables y positivas como lo son el deporte y las relaciones sexuales.

¿Qué te parece, retomar el hábito de la lectura con una novela erótica, para pensar en sexo?

En las librerías tienes un montón de estilos, desde las novelas eróticas con un toque de romanticismos, hasta relatos subidos de tono, biografías, cómics o novela gráfica… Todo un mundo para cada gusto.

  • Salgamos de la monotonía y de la rutina: VIVAMOS. 

  Es vital para mantener sano nuestro vínculo. Sorprender y dejarnos sorprender, como cuando comenzamos nuestra relación. Al principio nos esforzábamos por impresionar, fascinar y asombrar a nuestra pareja. Y ahora ¿Qué ha pasado?. La pasión es como un jardín: si no lo riegas, lo cuidas, le quitas las malas hierbas…el jardín no sobrevive. Así que:

¿Qué tal un baile porque sí?

¿Un masaje recorriendo su cuerpo con un aceite especial, sin que se lo espere, tras su duro día de trabajo?

¿Y si preparas una cena diferente, un día cualquiera?

¿O un baño de espuma para que se relaje con su música preferida y velas…?

Y si necesitas un poco de ayuda, en Chispabox tienen una caja ideal  para ello: “5 Sentidos”, donde volver a reconectarnos, de una manera diferente. Con el código ANASEXÓLOGA tendrás un 5% de descuento en sus productos.

 

No quiero terminar este artículo sin hablar de aquellas personas que por un motivo u otro, YA NO ESTÁN EN PAREJA. Se encuentran en una edad madura, sintiendo que por ello ya no tenemos derecho a rehacer nuestra vida: por el qué dirán, por el miedo a no encontrar a esa persona, no saber cómo hacerlo o simplemente por pensar que ya “no tenemos edad”.

  Si no rehaces tu vida porque crees que ni quieres ni lo necesitas: GENIAL. La libertad de elegir con quién estar y cuándo, es maravillosa. Pero quiero que sepas que todas las claves que he comentado: TAMBIÉN SON PARA TI.  Tu sexualidad sigue viva porque tú sigues con vida. Que nada ni nadie te impida disfrutar, jugar, darte momentos de placer, sorprenderte, conocerte o redescubrirte: NADIE, ni si quiera tú mismo/a.

 Ahora bien, si éste no es tu caso y te gustaría, pero crees que “ya estás fuera del mercado”, te diré que te equivocas de cabo a rabo:

Somos seres sociales.

¿Qué mejor momento para volverte a enamorar?

¿Dónde pone que NO puedas tener relaciones íntimas o sexuales a partir de cierta edad?

¿Por qué tenemos que tener relaciones sexuales vinculadas al amor? *Con respeto SIEMPRE, pero ¿con amor?

Eres de una generación que ha luchado por muchas cosas y sobretodo por tener una libertad para poder ser quien se quiera ser sin ser juzgado por ello.

¿No es hora de poder disfrutar de esto?

Te animo A ROMPER: MITOS, ESTEREOTIPOS E IDEAS PRECONCEBIDAS. La vida es sólo una y nadie sabemos cuánto tiempo vamos a estar en este mundo… por lo tanto

¿Quién dijo miedo?

 Si abrimos la mente, miramos desde la globalidad, seguro que encontramos personas que piensan, sienten y necesitan lo mismo que tú: sólo es cuestión de ponerse las gafas adecuadas.

Estas son algunas claves para retomar nuestra sexualidad, sólos/as o en compañía, en este momento de la vida, en el que, siempre que nada nos lo impida, podemos disfrutarla tanto o más que otros periodos vitales.

Así, que desde aquí, te animo a que no tires la toalla, no permitas que algo tan saludable y maravilloso como es el sexo, lo dejes de disfrutar por algo llamado edad.

Es el momento de disfrutar de la vida al 100% y de tu sexualidad en la edad madura.

Te lo mereces,  os lo merecéis.

Si necesitas ayuda, no lo dudes, estoy aquí para acompañarte. En estos tiempos atiendo también de manera online.

¡Todo es empezar, ahora puede ser un gran momento!

Puedes seguirme también en Facebook y/o Instagram.

2 Comments
  • Gloria Terrado
    Posted at 09:57h, 07 noviembre Responder

    Gracias por este artículo, seguir recordándonos que somos importantes para cada un@ de nosotr@s con o sin pareja, y que la sexualidad es importante hasta el fin de nuestros días. Me ha servido Ana para reforzar la idea de que podemos reinventarnos sexualmente hablando!

    • sexologiayterapia
      Posted at 10:06h, 07 noviembre Responder

      Muchísimas Gracias, Gloria. Y sí, sólo tenemos esta vida, así que merece la pena reinventarse para disfrutarla

Post A Comment